EXTRANET CLIENTES    |    |    

SERVICIOS FINANCIEROS / SOCIEDAD DE BOLSA

CONCEPTOS BÁSICOS

Mercado de capitales El mercado de capitales es el ámbito en el que se ofrecen y demandan fondos o medios de financiación a mediano y largo plazo. Es también el lugar donde quienes tienen excedentes financieros (ahorristas), se encuentran con quienes tienen necesidades financieras (empresas / familias) facilitando la financiación de inversiones productivas. Una de las instituciones que componen el mercado de capitales en la Argentina es el Mercado de Valores. En este último se negocian instrumentos representativos del capital de empresas privadas (acciones) o representativos de su endeudamiento (obligaciones negociables). También se transan instrumentos que representan la deuda contraída por un gobierno (nacional, provincial o municipal) que se conocen también como títulos públicos (bonos). Una acción representa una parte del capital social de una empresa. Las empresas pueden obtener nuevo financiamiento en el mercado de valores emitiendo y vendiendo nuevas acciones. Es decir buscando nuevos socios, que deseen acompañar en nuevos o actuales negocios asumiendo riesgo y participando de los resultados obtenidos (dividendos).

Si el accionista, no deseara seguir formando parte de la empresa, tiene la posibilidad de hacer efectiva su tenencia, dado que existe un mercado (por ejemplo Merval en Argentina) en donde la acción cotiza siendo objeto de compra venta. Otra forma que poseen las empresas de obtener dinero es emitiendo deuda (obligaciones negociables). Aquí los obligacionistas (inversores) son acreedores de la empresa, los cuales perciben el interés pactado y el capital comprometido de acuerdo a la forma y plazo convenidos previamente. La remuneración es el interés y la empresa esta obligada a pagar por el uso del capital, en forma independiente al resultado de los negocios. Los gobiernos también pueden obtener fondos en el Mercado de Capitales para financiar sus gastos corrientes o nuevas inversiones de capital (infraestructura) sus a través de empréstitos, mayormente conocidos con el nombre de bonos. Estos instrumentos constituyen una promesa de pago que el emisor (el Estado) hace al comprador (el inversionista que presta fondos). Al igual que con las obligaciones negociables, el inversor recibirá los intereses y el capital de acuerdo a lo previamente pactado. Al tener como garante al Estado, los bonos constituyen alternativas de inversión altamente seguras.