EXTRANET CLIENTES    |    |    

HOME / NOTICIAS

26/09/2018

Retenciones y guerra comercial presionando precios

El informe del USDA resultó levemente bajista, debido a un aumento de rendimiento respecto a lo que se proyectaba un mes atrás. En cuanto a todo el complejo oleaginoso, los fondos de inversión sólo mantienen una posición comprada considerable en harina, como consecuencia de la sequía en Argentina que aún resiente la comercialización global de este subproducto.
 
Lo más visible de la guerra comercial son las primas que se están pagando por la mercadería en Brasil respecto a los precios en Chicago. La siembra de la 18/19 está comenzando en algunos estados y en Paraná por ejemplo ya alcanza el 9%. Esta oportunidad entusiasma a los productores, junto con la suba del real. En octubre la CONAB dará a conocer su primera estimación de la nueva campaña.
 
Esta semana China y EEUU retomaron acciones que agravan la guerra comercial. Trump anunció el lunes pasado que impondrá tarifas sobre cerca de u$s 200.000 millones en productos chinos. La tasa del 10% entrará en vigencia el 24 de septiembre y subirá hasta 25% para fin de año. En respuesta, China anunció tarifas comerciales que varían del 5% al 10% sobre un total de u$s 60.000 en importaciones de Estados Unidos. Si bien estas tarifas no afectan directamente a la oleaginosa, se espera la represalia que tomaría China disminuyendo las compras de harina de soja a EEUU.

El rumor es que una de las estrategias que está planeando China para reducir el consumo de soja es recortar la cantidad de harina de soja en la ración de alimentación de cerdos. Disminuir la ración de soja del típico 20% al 12% equivaldría a una reducción en la demanda mayor a los 27 M Tns por año, una cantidad que equivale al 82% de las importaciones de soja de China a Estados Unidos. Los productores chinos podrían recortar la ración de harina de soja a casi la mitad sin afectar al crecimiento de los cerdos.

El anuncio oficial de retenciones dejó a los precios locales en un rango de precios más bajo, ya que no sólo se eliminó el recorte mensual sino que inmediatamente pasó de un 26% a un aproximado de 29%. Además, se estableció un componente fijo igual al 18% más un factor móvil dependiente del tipo de Cambio con un tope máximo del 12%. Si bien este componente disminuye en tanto sube el tipo de cambio, la disminución es muy pequeña en relación al previo recorte mensual del 0,5%.

En este contexto recomendamos asegurar una proporción importante de la producción asegurando precios, ya sea a través de forwards, puts o negocios que preestablezcan un piso.

María Antonella Ortiz – Analista de Mercados en BLD S.A.