EXTRANET CLIENTES    |    |    

HOME / NOTICIAS

19/12/2016

Entre el Clima y la FED.

Más allá de los movimientos en los mercados financieros, producto del anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de elevar la tasa de interés, el clima es quien controla las cotizaciones de los futuros de granos.

En el cierre de la semana pasada  y el comienzo de esta los precios se rigen por los pronósticos climáticos para Sudamérica. Las lluvias de este fin de semana, sumadas a los pronósticos para la corriente semana arrojaron tranquilidad para la parte agronómica del cultivo pero presionaron sobre los precios en el mercado local e internacional.

Aun asi, posiblemente la noticia de la semana fue la suba de tasas de la Fed (Reserva Federal de EEUU), que parecía ser algo ya esperado por los mercados, se dio este miércoles y fue de 25 puntos básicos, pasando así entre 0.5 y 0.75%. Lo que sorprendió al mercado fueron las proyecciones de tres alzas en el próximo año, cuando se esperaba que fueran 2. El justificativo de esta medida fue la consideración de esto organismo de una economía del país del norte que se está fortaleciendo.

Esto arrastró una suba de los bonos a 10 años y a las letras del tesoro estadounidense que alcanzaron sus valores máximos de los últimos 2 y 7 años respectivamente.

El resultado de esto fue que el Index Dólar penetrara la barrera de los 103 puntos, y nos permita ver al Renminbi en valores que rozan el 7 a 1, teniendo que volver al 2008 para encontrar valores similares. La consecuencia de esto es una disminución del poder de compra del principal importador de soja del mundo, China.

No obstante, el ritmo de embarques y ventas de exportación de EE.UU. es impresionante. Esta semana las ventas superaron en casi medio millón de toneladas las expectativas del mercado, siendo de 2 millones de Tn. De la proyección del USDA de 55.5 mill. de Tn ya se comprometieron un 80%, unas 44 millones y los embarques ya llegan al 50% de este valor, unas 27 mill. de toneladas. Lo interesante de esto es que van 15 semanas de la actual campaña, lo que hace que de acá en adelante las necesidades sean muy bajas para el cumplimiento del objetivo.

¿Ahora, como podemos relacionar estos dos acontecimientos? El alto ritmo de compra de China con un dólar que se sabía se iba a revaluar obligando a la moneda del gigante asiático a ser devaluada para mantener el tipo de cambio real, generando un abastecimiento más barato en términos relativos de parte de los compradores Chinos en las semanas previas a dicha coyuntura, lo que podría invitar a pensar que ya tienen un cierto nivel de certidumbre en cuanto al abastecimiento de sus necesidades y pueden empezar a manejar sus compras con más holgura para la entrada de mercadería del hemisferio sur, condición que podría generar una cierta presión adicional a la presión natural de cosecha.

El mercado de Chicago, parece haber encontrado en la última semana un piso en los 370 u$s/tn para las posición futura más cercana. Los fondos de inversión recortaron parte de su posición comprada pero la mantienen aún con un 14,5% de interés abierto, lo que podría invitar a pensar que siguen esperando movimientos alcistas para la oleaginosa.

La soja en Argentina marcha pesada para la implantación, según las Bolsas de Rosario y Buenos Aires, se sembraron entre 12.1 y 13 mill. de hectáreas ya respectivamente. Las estimaciones parecen tender a un producción de 52-53 millones de Tn, contra las 57 del pasado año. Parte de esto se siente en una caída en torno a las 500 mil has, que hasta podría ser mayor en caso de no darse precipitaciones en la próxima semana y en un corrimiento de fechas óptimas de siembra. Quien sí pisa fuerte es Brasil, con un avance de más del 95% y durante toda la ventana de labor de adelantado frente a la media, lo que generaría que volumen de mercadería comience a ingresar en enero.

Hoy las relaciones que tenemos para las posiciones futuras Argentina-Chicago están levemente por debajo del 70%, si vemos estos ratios a cosecha tienen a quedar hasta 5% por debajo de Chicago aplicando nuestro nivel de retenciones.

El trigo por su parte sigue sorprendiendo con los rendimientos en nuestro país con más de la mitad de los lotes ya cosechados, y siendo que algunas regiones del centro y norte ya la finalizaron o están en la recta final de la recolección. El precio es una cuestión hoy a tener en consideración, con valores internacionales por el piso de los últimos 10 años, una abultada provisión mundial, y una trilla en Australia que sobrepasaría las estimaciones para alcanzar una cosecha record de 32 mill. de toneladas, y un incremento de producción local que superaría con facilidad 1 mill. de toneladas frente a las estimaciones iniciales, aunque falte aún el núcleo triguero de Buenos Aires que no tuvo las mejores condiciones durante este año, podemos llegar a pensar que los valores hoy disponibles pueden llegar a deprimirse aún más en la cercanía temporal.

Mientras tanto, los pases que muestra a futuro invitan a postergar la venta para quienes no tengan necesidades financieras o puedan cubrirlas con otros cultivos, en ese caso el maíz sería el indicado ya que sigue mostrando para el disponible una bonificación interesante frente a CBOT, en línea con la necesidad de casi 3 millones de toneladas que aún necesitan adquirir la exportación.   

Seguiremos mirando el clima tanto de Argentina como de Brasil para explicar los movimientos en los precios. Si bien para nuestro país se espera algo de agua para esta semana, los pronósticos más largos estiman temperaturas por encima de lo normal y lluvias en lo normal para nuestro verano. Esto es algo a tener en cuenta para los mercados de soja y maíz.

Por Agustin Porta.