EXTRANET CLIENTES    |    |    

HOME / NOTICIAS

10/09/2018

El mercado se reacomoda a las nuevas medidas

La noticia más importante esta semana fueron las nuevas medidas anunciadas para reducir el déficit fiscal a 0% el próximo año. En un nuevo ajuste de la meta fiscal, el gobierno planea alcanzarla a través de una reducción de gastos y un aumento de ingresos y, en este último caso, por medio de un cambio en los derechos de exportación.

El nuevo esquema fija una alícuota del 18% para soja y subproductos y un adicional de $ 4 por dólar para todas las exportaciones primarias. Es decir, que la alícuota efectiva a pagar dependerá del tipo de cambio y de lo que representan esos $ 4. Si tomamos como ejemplo el tipo de cambio actual, cercano a los $37,5 los $4 equivalen al 10,7% por lo que alícuota para la soja y derivados sería del 28,7% (18% + 10,7%) y para el trigo y el maíz del 10,7%.

Por lo tanto, a medida que el tipo de cambio aumenta la alícuota efectiva disminuye mientras que si el dólar baja el gobierno establece un techo del 12%. Es decir, si el dólar cayera por debajo $ 33 se toma el máximo del 12% para los cereales y del 30% para la soja.

Si bien con muchos puntos aún por analizar, especialmente en lo que respecta a la implementación de la medida y a la forma en que los exportadores considerarán el tipo de cambio, lo que se observó en la semana es que los precios ya incorporaron esta información.

Los valores actuales para el trigo y el maíz están en línea con los teóricos teniendo en cuenta los nuevos derechos. En el caso de la soja, los precios en el Matba están por encima de los teóricos no por fundamentos sino por la fuerte presión compradora frente un mercado con pocos vendedores. De hecho, los exportadores no convalidaron esos precios.

En niveles cercanos a los u$s 190 los precios del trigo son atractivos para realizar ventas. Recordemos que los fundamentals no se han modificado y la posibilidad de una cosecha cercana a los 20 millones de toneladas sigue latente. Por lo tanto, además de realizar coberturas de precios se recomienda prestarle especial atención a la logística e intentar desconcentrar las entregas.

A nivel internacional, la presión de cosecha del trigo de primavera en Estados Unidos y el anuncio de que Rusia por el momento no limitará sus exportaciones son factores negativos para los precios. Sí hay que seguir de cerca la evolución de las lluvias en nuestro país, ya que una parte importante de Córdoba tiene reservas escasas que podrían terminar afectando a los cultivos de no mediar un cambio.

La semana próxima se viene un nuevo reporte del USDA. Recordemos que a fines de agosto los resultados del tour Pro Farmer, que los privados realizaron en los principales estados productores de Estados Unidos, mostraron rindes récord para la soja, incluso por encima de los previstos por el gobierno. Y de hecho, las primeras estimaciones del mercado también apuntan a que el USDA aumentará sus proyecciones este mes.

Más allá de los números, lo que es indudable es la gran cantidad de soja que ingresará al circuito comercial, no sólo por las perspectivas de una cosecha récord en Estados Unidos sino también por las previsiones para Brasil y Argentina.

Frente a este escenario, deberíamos considerar la relación de los precios actuales frente a los insumos ya que tal vez realizar coberturas para calzarlos en niveles de u$s 250 para la soja y u$s 150 para el maíz sea una buena alternativa.

En el caso del cereal aparecen las dudas sobre las intenciones de siembra, si se podrá llegar al aumento del 7% que el mes pasado estimó la Bolsa. La realidad es que quien ya compró las semillas seguirá con la decisión de sembrar y el más afectado podría ser a lo sumo el maíz tardío.

 

DANIELA REALE – ANALISTA DE MERCADO EN BLD S.A.