EXTRANET CLIENTES    |    |    

HOME / NOTICIAS

11/09/2017

El girasol sumará hectáreas en Córdoba

Solo en la zona centro y sur de la provincia se implantarían 25 mil hectáreas con el cultivo, mil más que en la campaña anterior.

Con un avance de la siembra a nivel nacional que supera el 30 por ciento, la campaña 2017/18 muestra para el girasol un aumento en la superficie implantada.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el grano ocupará en la actual campaña 1,8 millones de hectáreas, 100 mil más que en la cosecha anterior.

El crecimiento del área girasolera tendrá su contribución desde Córdoba. Según la entidad bursátil la proyección de siembra con la oleaginosa en la provincia llega en la zona centro norte y sur a un total de 25 mil hectáreas, mil más que en la campaña anterior.

Mientras en el centro norte de la provincia, las tareas de implantación ya comenzaron, hacia el sur de Córdoba las labores están próximas a iniciarse.

¿De regreso?

Si bien el aumento en superficie proyectada en la provincia apenas supera el cuatro por ciento, el girasol podría volver a tener protagonismo en la rotación cordobesa. A comienzos de la década pasada, en la provincia se sembraban en promedio 83 mil hectáreas con el cultivo, con un rendimiento medio de 20 quintales por hectárea y una producicón media de 160 mil toneladas, de acuerdo con cifras del Ministerio de Agricultura de la Provincia.

Avance nacional

Por estos días. la siembra de girasol se encuentra próxima a finalizar en la región del NEA, donde las precipitaciones acumuladas permitieron recomponer parte de la humedad necesaria para incorporar los últimos lotes tardíos. Al mismo tiempo, las labores de implantación de la oleaginosa continuaron avanzando sobre el Centro-Norte de Santa Fe bajo adecuadas condiciones de humedad. 

“En números absolutos ya se incorporaron más de 560.000 hectáreas de las cuales 76 por ciento se encuentran diferenciando hojas bajo una condición de cultivo que varía entre buena y normal”, precisa el informe. 

A la espera del clima

En norte de La Pampa, oeste de Buenos Aires y centro de Buenos Aires el girasol podría registrar una expansión de área en función de cómo evolucionen las condiciones climáticas durante el mes de septiembre. Situación similar podría ocurrir en los núcleos productivos del sur de Buenos Aires, donde si el estado de humedad presenta una mejora durante las semanas previas al inicio de la siembra, el girasol ocuparía parte de los lotes que quedaron sin sembrar con el cultivo de trigo por los excesos hídricos acumulados durante el invierno. 

FUENTE: AGROVOZ